Marcha por la vida 2020: “Toda vida es un regalo”

El próximo 11 de enero miles de personas tomarán las calles del centro de Denver para celebrar la alegría del regalo de la vida y la dignidad humana, durante la Marcha por la Vida 2020.

Con el tema “Toda vida es un regalo”, varios oradores invitados compartirán su testimonio en el rally, y habrá presentaciones musicales para alegrar la celebración. Entre los oradores invitados se encuentra el arzobispo de la Arquidiócesis de Denver Samuel J. Aquila, David Bereit, Maestro de Ceremonias y fundador de “40 Days for Life”, y Ramona Treviño, ex directora de la clínica de abortos Planned Parenthood quien estará compartiendo su testimonio sobre el poder de la oración y su transformación de una persona quien luchaba por el aborto a una guerrera defensora de la vida.

“Una vida es una vida. No importa si fue un embarazo planeado o no”, dijo Litzy Moran quien participó en la Marcha por la Vida 2019.

Como ya es costumbre, la celebración por la vida comenzará con una misa especial en varias parroquias del área, tanto en inglés como en español. Después de la celebración eucarística, los participantes podrán dirigirse hasta el Capitolio Estatal de Colorado para los eventos programados para comenzar a la 1 p.m.

Foto de Andrew Wright

Los asistentes del rally podrán disfrutar de la música del grupo de adoración de la Iglesia Our Lady of Lourdes, el coro del Seminario Teológico St. John Vianney, mariachis, danza de matachines y folclórica “Divina Misericordia”. Después de las presentaciones musicales la marcha dará inicio a las 2 p.m.

“Esto [el aborto] es el mal moral de nuestro tiempo y no podemos permanecer en silencio, no podemos ser apáticos, debemos hacer lo que podamos para librar a nuestro país de este mal moral. Tienes que pensar en lo que sucederá en el futuro cuando tus hijos y nietos te digan: ‘Mamá, papá, ¿qué hiciste cuando el aborto era legal? ¿Hiciste algo al respecto?’. No querrás sentirte mal cuando tengas que responder: ‘No hice nada’. Debes hacer algo, y este puede ser tu comienzo para hacer algo en respecto al aborto”, dijo Lynn Grandon, Directora de Programa de la Oficina del Respeto a la Vida, en Caridades Católicas de Denver.

Los asistentes también tendrán la oportunidad de firmar una petición para agregar la Iniciativa 120 en la boleta electoral del 2020 de Colorado, para ponerle fin a la práctica del aborto en avanzado estado de gestación. Colorado es uno de los 7 estados en el país que permite el aborto por cualquier motivo y sin restricciones hasta el nacimiento. Si se logra agregar la iniciativa 120 en la boleta electoral, los residentes de Colorado tendrán la oportunidad de votar para poner fin a los abortos durante o después de las 22 semanas de gestación.

 Foto de archivo

Bajo la Iniciativa 120, cualquier persona que realice un aborto en avanzado estado de gestación estaría sujeta a una multa y a la suspensión de su licencia médica, pero no enfrentaría tiempo en prisión. La iniciativa no impondría una penalización legal a la mujer que se someta al aborto. La única excepción a la realización de un aborto tardío sería si la vida de la madre está en peligro.

Para lograr incluir esta iniciativa en la boleta electoral de noviembre del 2020, los partidarios deben alcanzar la meta de 124,632 firmas válidas. En 1967, Colorado fue el primer estado en eliminar las restricciones del aborto, pero esto podría cambiar si te unes al movimiento provida y firmas la petición.

“Sal y defiende el valor de la vida, demuéstrale a tus amigos, familiares y vecinos que no te da vergüenza defenderlo, y toma acción para abolir el aborto en los Estados Unidos”, agregó Grandon.

La Marcha por la Vida tendrá lugar el sábado, 11 de enero, a partir de la 1 p.m. hasta las 3 p.m. en los escalones del oeste del Capitolio Estatal. Las presentaciones musicales y las charlas de oradores también se llevarán a cabo en el mismo lugar. Varias iglesias del área ofrecerán misas previo a la celebración incluyendo St. Joseph’s  a las 11 a.m. en español y la Catedral Basílica Immaculate Conception a las 11:30 a.m. en inglés. Para los horarios de las misas especiales, puedes contactar a tu parroquia local.

Información

MISAS: 

  • Parroquia St. Joseph,
    • Idioma: Español
    • Hora: 11 a.m.
    • Dirección: 600 Galapago St, Denver, CO 80204
  • Catedral Basílica Immaculate Conception
    • Idioma: Inglés
    • Hora: 11:30 a.m.
    • Dirección: 1530 Logan St, Denver, CO 80203
  • Parroquia Holy Ghost,
    • Idioma: Inglés
    • Hora: 11 a.m.
    • Dirección: 1900 California St, Denver, CO 80202

RALLY: 1 p.m.

MARCHA: 2 p.m.

Lugar: Capitolio del Estado de Colorado en Denver (200 E Colfax Ave, Denver, CO 80203)

Visita: https://respectlifedenver.org/

Iniciativa 120: https://respectlifedenver.org/initiative120/

Próximamente: Dios nunca se cansa de hablarte

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Es realmente una maravilla que tengamos el don de la Biblia, a través del cual Dios nos habla, nos convence, nos sana y nos nutre en nuestro viaje. En reconocimiento de la importancia de las Escrituras, el 26 de enero la Iglesia celebrará el primer “Domingo de la Palabra de Dios”.

La Palabra de Dios es esencial para nuestra identidad como cristianos. Nos da fuerza, sanación y nutrición. El Catecismo habla de las Escrituras como el lugar donde “la Iglesia encuentra sin cesar su alimento y su fuerza, porque, en ella, no recibe solamente una palabra humana, sino lo que es realmente: la Palabra de Dios” (CIC, 104). Es fácil perder de vista lo bendecidos que somos de tener este poderoso regalo, este alimento espiritual.

¿Cuántos de nosotros podemos decir que en el último día o semana hemos leído estas palabras santas y transformadoras que Dios nos ha dirigido? ¿Amamos la Palabra de Dios y permitimos que se escriba en nuestra mente y corazón al leerla en oración y con frecuencia? ¿es la Palabra de Dios parte del tejido de nuestras vidas?

El gran predicador san Juan Crisóstomo dio una homilía sobre Mateo 2 en la que preguntó a las personas reunidas en la iglesia: ¿Quién puede repetir un salmo o cualquier otra porción de las Escrituras?

Miró a su alrededor y observó que “no había ni una” sola persona que pudiera responder. El argumento que escuchó con mayor frecuencia fue: “No soy … un monje, sino que tengo esposa e hijos, y el cuidado de mi hogar”.

San Juan Crisóstomo respondió que creer que leer la Biblia era solo para monjes es lo que los había llevado a la ruina, ya que aquellos que están en el mundo “reciben heridas diariamente” y tienen la mayor necesidad del medicamento de la Palabra de Dios. Como sabemos, los que tienen heridas y no las tratan, se infectan, y si no se tratan, pueden morir.

Consciente de la importancia vital de las Escrituras, el Papa Francisco anunció recientemente en su Carta Apostólica, Aperuit Illis, que el 26 de enero de 2020, el Tercer Domingo del Tiempo Ordinario, será el primer día en que toda la Iglesia observe el “Domingo de la Palabra de Dios”. Este día, escribió, debe estar marcado por la “celebración, estudio y divulgación de la palabra de Dios” (Aperuit Illis, 3).

Sin embargo, el Papa advierte que un día dedicado a la Biblia “no debe verse como un evento anual sino más bien como un evento durante todo el año, ya que necesitamos crecer urgentemente en nuestro conocimiento y amor de las Escrituras y del Señor resucitado” (AI, 8), para que nuestros corazones se purifiquen por su verdad y nuestros ojos se abran a nuestros pecados.

Entre las prácticas que frecuentemente recomiendo a las personas para promover una vida de conversión continua están la participación regular en los sacramentos y la oración diaria con las Escrituras. Específicamente, te alentó a la práctica de la Lectio Divina, que implica meditar en las Escrituras al involucrar tus pensamientos, imaginación, emociones y deseos mientras lees. El objetivo de Lectio Divina es principalmente experimentar un encuentro íntimo con Jesucristo, el Padre y el Espíritu Santo. A través de este encuentro, todo nuestro ser se somete más estrechamente a Dios, recibiendo y creyendo cada vez más en el amor del Padre por nosotros de una manera personal y particular, aumentando así nuestro amor y conocimiento de las tres personas de la Santísima Trinidad.

Esta experiencia de escuchar la voz de Dios y familiarizarse con sus movimientos dentro de nosotros, cambia la forma en que vemos el mundo que nos rodea. Pronto, nos volvemos mucho más atentos a su presencia en nuestras relaciones, en la creación y especialmente dentro de la Misa. “En este sentido, la lectura en oración de la Sagrada Escritura actúa como la puerta de entrada a un nuevo Edén, donde el hombre una vez más vive en la presencia consciente de su Hacedor y Salvador” (Sacraments Through Scripture: A Still Small Voice, p.4).

Sé que cuanto más leo y rezo con las Escrituras, y especialmente con los Evangelios, más se convierten en una palabra viva que penetra en mi corazón, de modo que me convenzo más del amor personal del Padre por mí.

Mientras lees esta columna, te animo a que pienses en cómo puedes usar el “Domingo de la Palabra de Dios” como una oportunidad para pedirle a Dios un amor más profundo por su Palabra y aumentar tu deseo de conocerlo a través de las Escrituras. San Jerónimo enseñaba que “la ignorancia de las Escrituras es la ignorancia de Cristo”. Cuando conocemos a Jesús a través de la Biblia, realmente somos transformados y experimentamos alegría, incluso en tiempos de prueba o sufrimiento. Que cada uno de nosotros experimente un renovado amor por la Biblia para que seamos verdaderos discípulos que lleven a Cristo a los confines de la tierra.

Imagen destacada de Josh Applegate | Unsplash