Programa independiente de reparación y revisión de expedientes: carta del arzobispo Aquila

La siguiente carta del arzobispo Samuel J. Aquila sobre el Programa de Reparación y Reconciliación y una revisión independiente de expedientes fue distribuida en todas las parroquias de la Arquidiócesis de Denver el fin de semana del 5 y 6 de octubre.

 

Queridos hermanos:

Como han de recordar, el pasado mes de febrero las diócesis de Colorado anunciaron la implementación de dos iniciativas para apoyar el continuo proceso de sanación de aquellas personas que fueron abusadas sexualmente por sacerdotes cuando eran menores. Estas dos iniciativas -un programa independiente de reparación y reconciliación y una revisión del historial de expedientes- se implementarán por completo en las próximas semanas y meses.

Durante las últimas décadas nos hemos dedicado a abordar el tema de abuso sexual y a hacer de nuestras iglesias unos de los lugares más seguros para los menores, pero reconocemos que el dolor que ha sido causado por el abuso se tiene que seguir atendiendo continuamente. Sabemos que, para los sobrevivientes de abuso, lo que les fue quitado nunca podrá ser completamente restituido, pero esperamos que estas iniciativas puedan proveer una medida de justicia, validación y sanación para ellos y sus familias.

Programa de reparación y reconciliación

Este programa se iniciará oficialmente en los próximos días, y la información para aquellas personas que deseen participar estará disponible en nuestras páginas web diocesanas. Aquí un par de puntos importantes que usted debe saber:

  • El programa será gestionado de manera independiente por un equipo de administradores reconocidos a nivel nacional y supervisado por un comité de auditoría local compuesto por laicos de diferentes partes del estado.
  • Los administradores evaluarán las denuncias hechas en contra de sacerdotes diocesanos y determinarán una propuesta de reparación para el sobreviviente de abuso.
  • La participación es voluntaria para las personas y la propuesta siempre se puede rechazar. Sin embargo, las diócesis están sujetas a la decisión de los administradores.
  • Los fondos para el programa procederán de los bienes y reservas diocesanas, pero no de donaciones hechas a parroquias, ministerios o escuelas.

Revisión del historial de expedientes

Como parte del acuerdo con el fiscal general de Colorado, una revisión independiente encabezada por el ex fiscal de los Estados Unidos Robert Troyer se encuentra en las etapas finales, y un informe público de sus hallazgos se publicará dentro de poco. Creemos que esto proporcionará un informe transparente de todas las acusaciones fundamentadas del pasado y una evaluación justa de cómo las diócesis han respondido. El informe final de cada diócesis incluirá:

  • Un análisis de las normas y procedimientos vigentes de la diócesis para prevenir y denunciar casos de abuso.
  • Una revisión de cómo la diócesis manejó acusaciones previas, y si esta denunció correctamente las acusaciones a las autoridades policiales, según las leyes estatales correspondientes de ese tiempo.
  • Una lista de todos los sacerdotes diocesanos con una o más acusaciones fundamentadas de abuso sexual a un menor, junto con un resumen de los incidentes y de su manejo.

Como dijimos en el mes de febrero, no cabe duda de que habrá muchos momentos dolorosos en los próximos meses, mientras somos transparentes sacando a la luz la historia de la Iglesia relacionada al abuso sexual de menores. Pero les pedimos que se unan a nosotros en oración por todas las víctimas de abuso sexual, y que mantengamos nuestra confianza en Jesús, el único que puede brindar sanación y paz verdaderas.

Sinceramente,

 

 

Arzobispo Samuel J. Aquila

Visita elpueblocatolico.org para mantenerte informado.

Próximamente: ¿Un hombre debe amar más a su esposa que a su madre?

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

El hombre que trata a su mujer como una princesa es porque fue educado por una reina.

Este refrán conserva toda una verdad. Hay que agradecer a esas reinas que hayan sabido educar caballeros. ¡Gracias a todas ellas!

Sin embargo hay situaciones en las que parece que “la reina” pretende ser “princesa”. Ahora su hijo ya está casado y parece querer un lugar distinto al que le corresponde como madre. También puede suceder que el hijo siga con “mamitis” y no haya entendido todavía lo que significan aquello de “dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y los dos se harán una sola carne” (Mt.19,5).

Y es que no se trata de amar más o de amar menos, de cuantificarlo, sino de que cada uno ocupemos el lugar que nos corresponde en la vida. Por eso, cuando uno se casa, la esposa debe ser la número uno en su vida, la mujer de su vida.

Por otro lado, es importante que la esposa acepte que la mamá siempre será el primer gran amor de su marido. Es la mujer que le dio la vida, que le crió y la que le dio todo el amor que pudo entregarle.

Sé que es un tema sensible por lo que trataré de redactarlo con suma delicadeza y lo haré pensando no solo como madre de solo varones, sino como experta en temas matrimoniales.

Para comenzar debo decir que para mí será una verdadera victoria cuando vea a mis hijos ya casados tratando como reinas a sus mujeres, dándoles su lugar como sus compañeras de vida.  Cuando se casen serán uno por lo que, ¡no seré yo la que les desuna! Mi lugar será siempre el de mamá, nada más.

Lo más triste y doloroso para la esposa es cuando su marido otorga siempre un lugar preferencial a su “mami” poniéndola por encima de ella. Esta situación le hace sentir denigrada, rechazada, pisoteada por el que prometió amarla y protegerla de por vida.

Señores, ningún esposo coherente debe colocar las opiniones o los deseos, gustos o caprichos de su madre por encima de los de su mujer.

Por otro lado, las suegras necesitan ser más inteligentes y nunca criticar a la nuera ni opinar, a no ser que se le pida, sobre diferentes cuestiones que afectan a su vida familiar y/o matrimonial como por ejemplo, el orden de la casa, la alimentación y educación de los niños o el estado de su relación de pareja.

Si una nuera no se siente amada ni aceptada por su suegra difícilmente tendrán una buena relación. Es como si ambas mujeres se sintieran amenazadas una por la otra. Si el marido se va siempre del lado de la mami, la situación se vuelve frustrante para la esposa.

Maridos, ambos amores son igual de importantes: la mamá siempre será su mamá y siempre le deberán respeto y amor. Ella los formó y fue la primera mujer que los amó y los seguirá amando incondicionalmente. Pero a su esposa le deben su total devoción, cuidados, fervor, protección, etc.

Son amores tan distintos y grandes a la vez que no tienen por qué entrar en conflicto. No ha de haber si quiera comparación. Pueden y deben amar a ambas. Su mamá, insisto, siempre será su madre, pero nunca ha de ser motivo para que su esposa se convierta en ex esposa.

Entendamos, no es competencia ni rivalidad, sino poner a cada una en el lugar que por derecho le corresponde. Trabaja y empéñate en tener un súper matrimonio y una súper relación con tu mamá, pero siempre recordando que tu matrimonio debe ser lo primero. Tu mujer, la primera, aún por encima de tus hijos.

Recuerda que libremente prometiste delante de Dios amarla, servirla, protegerla, cuidarla y dar tu vida por ella de ser necesario.

Artículo publicado originalmente en Aleteia.