Hermanitas de los Pobres: Historia de una disputa

archden

Después de 19 juicios, la Corte Suprema de los Estados Unidos decidió por unanimidad proteger a las Hermanitas de los Pobres de severas multas. La decisión fue dada a conocer el pasado 16 de mayo.

“Lo único que hemos querido hacer (por más de 175 años) es servir a los más necesitados entre nosotros como si fuesen Cristo mismo”, dijo la Hermana Loraine Marie Maguire, madre provincial de las Hermanitas de los Pobres en los Estados Unidos. Las Hermanitas de los Pobres es una congregación fundada por Santa Juana Jugan en 1839 en Saint-Servan, Francia. Sus integrantes viven el voto de hospitalidad, que consiste en dedicarse al cuidado de los ancianos y ser una sola una familia con ellos.

 

Así fue la disputa

Las integrantes de esta congregación religiosa solicitaron durante cinco años a la Corte Suprema de los Estados Unidos que las dispense del mandato del Departamento de Salud y Servicios Humanos (Health and Human Services/HHS) dispuesta por el Obamacare que obliga a ciertas empresas a incluir en los seguros médicos de sus empleados prácticas contrarias a la moral católica como son los anticonceptivos y abortos y las esterilizaciones.

En esta batalla judicial las religiosas argumentaron que aceptar que estas prácticas fueran cubiertas en los seguros de salud de sus empleados “las haría moralmente cómplices de pecado, contradiría su testimonio público sobre la defensa de la vida y correrían el riesgo de llevar a otros por el camino equivocado”.

“Nosotras llevamos a cabo este amoroso ministerio por nuestra fe y simplemente no podemos poner nuestra atención a los ancianos pobres en contra de nuestra fe; y no tendríamos por qué hacerlo”, argumentó el pasado mes de agosto la Hermana Loraine.

Un total de 100 millones de estadounidenses están exentos de esta regulación. El gobierno exime a uno de cada tres americanos del mandato del HHS y también exime a grandes empresas como Exxon, Visa o incluso el plan familiar militar del Gobierno mismo.

El Papa Francisco durante su viaje a los Estados Unidos en septiembre pasado, realizó una visita sorpresiva a la comunidad de las Hermanitas de los Pobres en Washington, D.C. como gesto de apoyo por su valiente lucha y, en su discurso al presidente Barack Obama en la Casa Blanca, abogó por la libertad religiosa, la cual llamó “una de las más preciosas posesiones de América”.

Victoria inicial requiere victorias adicionales

 El Pueblo Católico contactó a Montserrat Alvarado, directora de estrategia de The Becket Fund for Religious Liberty (Fondo Becket para la Libertad Religiosa) quien dijo sobre el tema: “El gobierno ha decidido ir contra las Hermanitas y ha perdido porque no es lógico”.

La Dra. Helen Alvare, abogada y profesora de leyes en George Mason University Law School, comentó al Catholic News Agency que aún no está claro lo que sucederá próximamente, pero la Corte sí sugirió algo a favor de las religiosas: que el libre ejercicio de su libertad religiosa sufriría una carga sustancial.

De acuerdo con la ley llamada Religious Freedom Restoration Act del 1993 sobre la restauración de la libertad religiosa “el Gobierno no impondrá a ninguna persona cargas sustanciales al libre ejercicio de la religión”, a menos que el Gobierno demuestre que tiene un “interés apremiante” para hacerlo y que está utilizando los “medios menos restrictivos posible” para avanzar ese interés.

La decisión reciente de la Corte confirma la primera parte de esa ley, que el mandato es una “carga sustancial”, dijo Alvare. Probablemente debe haber habido “un desacuerdo marcado entre los jueces o incluso una mayoría a favor de la idea de que sean las Hermanitas las que deciden si para ellas es una carga”.

En septiembre del 2017, las Hermanitas celebrarán 100 años de brindar cuidado hospitalario en Denver a miles de  ancianos en Mullen

Próximamente: Lo que debes saber sobre el Miércoles de Ceniza

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

A pocos días del inicio de la Cuaresma, que sirve de preparación para la Pascua y que comienza este miércoles 26 de febrero, recordamos algunas cosas esenciales que todo católico debe saber para poder vivir intensamente este tiempo litúrgico.

1. Es el primer día de la Cuaresma

Con el Miércoles de Ceniza inician los 40 días en los que la Iglesia llama a los fieles a la conversión y a prepararse verdaderamente para vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Santa.

El Miércoles de Ceniza es una celebración contenida en el Misal Romano. Este explica que en la Misa se bendice e impone en la frente de los fieles la ceniza hecha de las palmas bendecidas en el Domingo de Ramos del año anterior.

2. La imposición de las cenizas surge en los primeros siglos del cristianismo

La tradición de imponer la ceniza se remonta a la Iglesia primitiva. Por aquel entonces las personas se colocaban la ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad con un “hábito penitencial” para recibir el Sacramento de la Reconciliación el Jueves Santo.

La Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos casi 400 años D.C. y a partir del siglo XI, la Iglesia en Roma impone las cenizas al inicio de este tiempo.

3. La ceniza recuerda la necesidad de la misericordia de Dios

La ceniza es un símbolo. Su función está descrita en un importante documento de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, más precisamente en el artículo 125 del “Directorio sobre la piedad popular y la liturgia”:

“El comienzo de los cuarenta días de penitencia, en el Rito romano, se caracteriza por el austero símbolo de las cenizas, que distingue la Liturgia del Miércoles de Ceniza. Propio de los antiguos ritos con los que los pecadores convertidos se sometían a la penitencia canónica, el gesto de cubrirse con ceniza tiene el sentido de reconocer la propia fragilidad y mortalidad, que necesita ser redimida por la misericordia de Dios. Lejos de ser un gesto puramente exterior, la Iglesia lo ha conservado como signo de la actitud del corazón penitente que cada bautizado está llamado a asumir en el itinerario cuaresmal. Se debe ayudar a los fieles, que acuden en gran número a recibir la Ceniza, a que capten el significado interior que tiene este gesto, que abre a la conversión y al esfuerzo de la renovación pascual”.

4. Las cenizas tienen varios significados

La palabra ceniza, que proviene del latín “cinis”, representa el producto de la combustión de algo por el fuego. Esta adoptó tempranamente un sentido simbólico de muerte, caducidad, pero también de humildad y penitencia.

La ceniza, como signo de humildad, le recuerda al cristiano su origen y su fin: “Dios formó al hombre con polvo de la tierra” (Gn 2,7); “hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste hecho” (Gn 3,19).

5. Las cenizas se producen de las palmas del Domingo de Ramos

Para la ceremonia se deben quemar los restos de las palmas bendecidas el Domingo de Ramos del año anterior. Estas son rociadas con agua bendita y luego aromatizadas con incienso.

6. Las cenizas se imponen en la frente al término de la homilía

Este acto tiene lugar en la Misa al término de la homilía y está permitido que los laicos ayuden al sacerdote. Las cenizas son impuestas en la frente, haciendo la señal de la cruz con ellas mientras el ministro dice las palabras bíblicas: «Acuérdate que eres polvo y en polvo te convertirás», o «Conviértete y cree en el Evangelio».

Luego, quien recibe las cenizas debe retirarse en silencio meditando la frase o invitación que la acaban de hacer.

7. Las cenizas también pueden imponerse sin Misa

Cuando no hay sacerdote la imposición de cenizas puede realizarse sin Misa, de forma extraordinaria. Sin embargo, es recomendable que al acto se preceda con una liturgia de la palabra.

Es importante recordar que la bendición de las cenizas, como todo sacramental, solo puede realizarla un sacerdote o diácono.

8. Las cenizas pueden ser recibidas por no católicos

Puede recibir este sacramental cualquier persona, inclusive no católica. Como especifica el Catecismo (1670 y siguientes) los sacramentales no confieren la gracia del Espíritu Santo como sí lo hacen los sacramentos, pero por la oración de la Iglesia estos «preparan a recibirla y disponen a cooperar con ella».

9. No es obligatorio recibir las cenizas

El Miércoles de Ceniza no es día de precepto y por lo tanto la imposición de ceniza no es obligatoria. No obstante, ese día concurre una gran cantidad de personas a la Santa Misa, algo que siempre es recomendable.

10. No existe tiempo exacto para llevar las cenizas en la frente

Cuanto uno desee. No existe un tiempo determinado.

11. En Miércoles de Ceniza es obligatorio el ayuno y la abstinencia

El Miércoles de Ceniza es obligatorio el ayuno y la abstinencia, como en el Viernes Santo, para los mayores de 18 años y menores de 60. Fuera de esos límites es opcional. Ese día los fieles pueden tener una comida “fuerte” una sola vez al día.

La abstinencia de comer carne es obligatoria desde los 14 años. Todos los viernes de Cuaresma también son de abstinencia obligatoria. Los demás viernes del año también, aunque según el país puede sustituirse por otro tipo de mortificación u ofrecimiento como el rezo del rosario.

Artículo publicado originalmente en AciPrensa.