Feligreses de Santa Teresa en Frederick más cerca de tener una nueva iglesia

Aaron Lambert

Carmine DeSantis tenía seis años cuando se construyó la Parroquia de Santa Teresa en Frederick.

No hablaba mucho inglés, ya que había inmigrado recientemente de Italia con su familia. Esto fue en 1936, justo después de que la Segunda Guerra Mundial estallara en Europa. Desde entonces ha permanecido en Frederick y la parroquia de Santa Teresa ha sido una parte fundamental de su vida.

Fundada en 1923, la construcción de la iglesia se completó en 1938, y hoy en día sigue ahí. Sin embargo, con una población cada vez mayor y como la parroquia principal para los residentes de Frederick, Firestone, Dacono y las áreas circundantes, siempre ha existido la necesidad de una iglesia más grande.

Este sueño se hizo realidad el 6 de septiembre, cuando después de casi 10 años, la comunidad de la parroquia de Santa Teresa abrió la construcción de una nueva iglesia. El terreno de nueve acres y medio en la esquina de Bobcat y Bella Rosa Parkway en Frederick fue donado por un residente local de la zona, en el 2009.

“Hemos estado esperando este momento”, dijo a El Pueblo Católico el padre Hernán Florez, pastor de Sta. Teresa durante los últimos 11 años.

Con una población de aproximadamente 13,000, Frederick no es una ciudad grande. Sin embargo, es una comunidad que ha existido durante muchos años, y Santa Teresa tiene raíces profundas en ella. El edificio original fue construido por los mineros del carbón que poblaron el área de Frederick en la década de 1930, compuesto principalmente por inmigrantes italianos.

Carmine DeSantis (en el centro), ha sido parte de la parroquia de Santa Teresa desde 1936. Él dice que la iglesia tiene profundas raíces en la comunidad de Frederick. (Cortesía: Aaron Lambert)

“Han hecho un buen trabajo en la construcción del edificio”, dijo DeSantis. “Por supuesto, cada persona hizo lo que pudo hacer. No había un electricista específico ni nada, pero si alguien podía hacer un trabajo, lo hacía. Tuvimos buenos trabajadores”.

Hoy, DeSantis sigue siendo uno de los miembros fundadores originales de la parroquia, junto con otros dos.

“Nos llaman los ‘tres mosqueteros'”, bromeó DeSantis.

Después de servir en el ejército durante la Guerra de Corea, DeSantis se convirtió en profesor en una escuela local cerca de la iglesia. Enseñó allí durante 32 años, donde entre varios roles, se desempeñó como vigilante de pasillo y enseñó clases de conducir. Él recuerda esos años con cariño.

“Fue maravilloso”, dijo. “Era como una gran familia. Tuvimos suerte”.

Blanca Rodríguez ha sido parte de la parroquia durante 40 años, y enseñó junto a DeSantis en la escuela local parte de ese tiempo. Ella también es una parte integral de los esfuerzos del ministerio hispano de la parroquia. Al igual que en muchas partes de Colorado, la población hispana en Frederick ha crecido rápidamente en los últimos 15 años, y hoy más de la mitad de los feligreses de Santa Teresa son hispanos.

No obstante, la parroquia tiene grupos ministeriales muy activos tanto para los hablantes de inglés como los de español. Además de ofrecer seis misas cada fin de semana, hay estudios bíblicos, dos comunidades del Camino Neocatecumenal, un ministerio carismático, el grupo auxiliar Caballeros de Colón y Damas de la Trinidad, entre otros.

La iglesia actual de Santa Teresa fue vendida a una funeraria con sede en Boulder. Fue construido por los mineros del carbón en la década de 1930.

“Siempre hay personas aquí reuniéndose durante la semana”, dijo el padre Florez.

En mayo, se produjo un incendio dentro de la iglesia que dañó gran parte del interior y convirtió el edificio en un lugar inseguro para celebrar misas. Debido a este incidente, la comunidad se ha estado reuniendo en el salón parroquial y en el gimnasio de la Escuela Thunder Valley.

Sin embargo, eso no los ha frenado. Santa Teresa es una parroquia marcada por su diversidad y actividad. Incluso el padre Tomislav Tomic, vicario parroquial y originario de Bosnia, ha sido bien recibido por la gente de Santa Teresa, que es su primera misión como sacerdote.

“La parroquia ha sido maravillosa, en el modo que me han aceptado”, expresó el padre Tomic.

El edificio original de Santa Teresa fue vendido a una funeraria con sede en Boulder. Pronto, los feligreses tendrán una nueva iglesia para llamar hogar, un día muy esperado para el padre Florez, DeSantis y el resto de la comunidad.

“He visto esta parroquia extenderse”, dijo DeSantis. “Hemos hecho muchas cosas buenas”.

 

Traducido y adaptado del original en inglés por Rocio Madera.

Próximamente: ¿Cómo interpretar la Biblia?

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Este artículo es parte de una serie de artículos publicados en la última edición de la revisa de El Pueblo Católico. Para suscribirte y recibir la revista GRATIS, HAZ CLIC AQUÍ.

 

Por, Mons. Jorge de los Santos

En la Sagrada Escritura, Dios habla al hombre a la manera de los hombres. Por tanto, para interpretar bien la Escritura, es preciso estar atento a lo que los autores humanos quisieron verdaderamente afirmar y a lo que Dios quiso manifestarnos mediante sus palabras.

Principios y criterios católicos

Siendo la Biblia mensaje divino en palabras humanas, su interpretación presupone en primer lugar la fe en la Palabra de Dios, y luego el progresivo descubrimiento de su mensaje profundo. Hay que interpretar la Biblia con la luz y la gracia del mismo Espíritu Santo que la ha inspirado. Dios quiere que su verdad llegue íntegra a los hombres. Para llevar a cabo esto, ha confiado a su Iglesia la misión de transmitir su Palabra salvadora a todos los hombres, a fin de que participen de la vida divina.

Estos son los principios y criterios más importantes para interpretar la Biblia adecuadamente:

  1. Lectura en el espíritu. Hay que leer la Biblia con el mismo Espíritu con que ha sido escrita. Debe ser una lectura espiritual, centrada en Cristo.
  2. La intención del autor. El autor divino es el Espíritu Santo. El autor humano es el instrumento del que Dios se sirvió, con sus talentos y limitaciones, y a quien inspiró para que dijera solo y todo lo que Dios quería. Para descubrir la intención del autor, hay que tener en cuenta, entre otras cosas, los géneros literarios. Para comprender exactamente lo que el autor propone en sus escritos, hay que tener muy en cuenta el modo de pensar, de expresarse, de narrar que se usaba en tiempo del escritor, y también las expresiones que entonces se usaban en la conversación ordinaria.
  3. El contenido y la unidad de toda la Biblia. Un pasaje de la Biblia nunca puede contradecir a otro. Si esto sucede al menos una de las dos interpretaciones es falsa. El Antiguo y Nuevo Testamento están unidos, pues el Antiguo Testamento prefigura lo que se revela plenamente en el Nuevo. Toda interpretación debe respetar esta unidad.
  4. La Tradición viva de toda la Iglesia. “Tradición” se refiere primeramente a la Tradición apostólica, en la que y de la que nació el Nuevo Testamento. La Iglesia ha sostenido la palabra de Dios por escrito y en forma de la Tradición desde los apóstoles. Por eso la interpretación nunca puede contradecir las enseñanzas que hemos recibido claramente en la Tradición.
  5. La analogía de la fe. La analogía de la fe es la coherencia objetiva de la fe que la Iglesia ha preservado desde el principio. La interpretación bíblica es falsa si no respeta la unidad de estas enseñanzas.

Yo, en verdad, no creería en el Evangelio si no me impulsara a ello la autoridad de la Iglesia Católica”. SAN AGUSTÍN (354-430 D.C.) (Réplica a la carta de Manés, 5)

Diversos sentidos de la Biblia

El método de descubrir los diferentes sentidos de la Biblia se ha utilizado desde los primeros siglos del cristia­nismo, incluyendo a muchos santos. Incluso Jesús, san Pablo y otros autores bíblicos utilizaron los diversos senti­dos para enseñar el Evangelio.

Sentido literal

No significa interpretar el texto al pie de la letra, sino tratar de buscar el sentido que le dio el autor mismo de ese texto, teniendo en cuenta la intención del autor, el auditorio a quien se dirigía, la situación de su tiempo y el género literario empleado. Este sentido es la base de los otros sentidos, pero si se aparta del resto, queda incompleto.

Se pueden utilizar varias herramientas para este fin, por ejemplo, análisis históricos y literales, y evi­dencia arqueológica para entender mejor el contexto histórico del texto.

EJEMPLO:

El templo era un edificio real que se encontraba en Jerusalén. En este templo los israelitas ofre­cían sacrificios a Dios y era el lugar donde Dios había prometido morar. Aún se preservan restos del templo que fue destruido en el primer siglo, y que han ayudado a entender mejor su contexto histórico.

Géneros literarios en el Antiguo Testamento

  • Histórico: Abarca todos los textos en forma de relato. Incluye: historias reales, noveladas y ficti­cias; relatos populares (mitos, leyendas, sagas, cuentos); datos informativos, y biográficos.
  • Ley: Colecciones de normas y precep­tos por los que se regía el pueblo hebreo, tanto en lo civil como en lo religioso.
  • Profecía: Dichos y discursos pronunciados por un Profeta o mensajero que habla en nombre de Dios.
  • Lírica: Textos poéticos, generalmente en verso, que expresan sentimientos y viven­cias profundos.
  • Sabiduría: Colecciones de sentencias, prover­bios, alegorías y refranes que expresan de forma popular y razonada la expe­riencia de vida propia del sabio.
Sentido espiritual

Este sentido supera el conocimiento del autor humano, aunque se apoya en sus escritos. Surge cuando las palabras literales tienen un significado que va más allá del sentido literal. En la época medieval este sentido se dividía en: alegórico, moral y anagógico.

Sentido Alegórico

El significado del texto que sobrepasa el sentido literal. Dentro de este se encuentra la tipología, en la que se interpreta lo que sucedió antes de Cristo como una “sombra” de lo que había de cumplirse en Cristo.

EJEMPLO:

El templo también es un tipo -o prefiguración- de Jesús, el templo verdadero. Él dijo: “destruyan este templo y yo lo reedifi­caré en tres días” (Jn 2, 19). Se refería al templo de su cuerpo que iba a morir y después resucitar.

Sentido Moral

Nos enseña cómo debemos actuar.

EJEMPLO:

San Pablo usa la imagen del templo de Jerusalén en el sentido moral, diciendo a los corintios: “¿No saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo…? … procuren, pues, que sus cuerpos sirvan la gloria de Dios” (1 Cor 6, 19-20).

Sentido Anagógico

Una interpretación con un enfoque hacia las últimas cosas, el final de los tiempos.

EJEMPLO: El Salmo 122 dice: “Me puse alegre cuando me dijeron: ‘¡Vamos a la casa del Señor!’ Ahora nuestros pasos se detienen delante de tus puertas, Jerusalén”. El salmista se refiere al templo de Jerusalén cuando habla de “la casa del Señor”, este es el sentido literal. El sentido anagógico es que Jerusalén y el templo represen­tan la “Nueva Jerusalén”, el cielo, donde estamos llamados a habi­tar con Dios.