Estudiantes católicos prefirieron orar antes que salir a marchar

Aaron Lambert

Los estudiantes de las escuelas católicas de Denver honraron el pasado 14 de marzo las 17 víctimas del tiroteo ocurrido en Parkland, Florida. Ellos, en lugar de levantarse en señal de protesta, se postraron de rodillas en oración.

Después del tiroteo del 14 de febrero en Florida, Youth Empower, una rama de jóvenes activistas afiliados a la Marcha de la Mujer, declaró que el 14 de marzo sería un Día Nacional de Salidas en protesta por la violencia armada.

Esta declaración se volvió viral en las campañas de redes sociales y llegaron virtualmente a estudiantes de preparatoria en toda la nación. El evento tuvo una amplia cobertura de parte de los medios de comunicación.

Pero los estudiantes en la Arquidiócesis tuvieron una aproximación diferente. El arzobispo Samuel Aquila y el superintendente de escuelas católicas Elías Moo alentaron a los párrocos y rectores a realizar una oración de 17 minutos en sus colegios por la conversión de los corazones y para interceder por las almas de aquellos que murieron, en lugar de la protesta de 17 minutos que se realizó a lo largo del país.

“Creemos que la primera y más importante respuesta puede y debe unirse en oración”, dijo Moo. “El núcleo de lo que nuestro país enfrenta hoy es una gran batalla espiritual, una batalla por el alma de nuestra sociedad y nación”.

Entre las escuelas que realizaron la jornada de oración están Holy Family High School en Broomfield. Su capellán, el padre Joe McLagan lideró un rosario en el que participaron el equipo de profesores y trabajadores, así como a los estudiantes y padres de familia.

Sophie Schmid, estudiante de Holy Family, dijo que durante el rezo de este rosario “me sentí parte de un gran movimiento espiritual por la seguridad y la paz”.

En un momento de la historia donde el diálogo nacional en relación con el control de armas gira principalmente en torno a la política, el padre McLagan se refirió a una declaración del 15 de febrero emitida por el arzobispo Charles J. Chaput de Filadelfia, quien dijo que “las restricciones más estrictas de armas de fuego, tan vitales y urgentes como lo son ahora, no resolverán el problema. Estamos perdiendo el respeto por la dignidad humana y en una escala mucho más amplia, y este es el resultado absolutamente predecible”.

“Nuestra dignidad contiene una realidad tal que necesitamos aprender cómo perdonar, necesitamos creer cómo crecer en santidad y saber que nuestra salvación no viene de la política sino del Señor”, dice el padre McLagan. “Una política es algo tan bueno como la virtud de las personas. Si no tienes personas virtuosas, ¿cómo puedes esperar que tu política sea virtuosa? Esto comienza cuando nos ponemos de rodillas y luego llevamos esto a la acción, no podemos actuar sin ponernos antes de rodillas”, concluyó el sacerdote.

Próximamente: Lo que debes saber sobre el Miércoles de Ceniza

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

A pocos días del inicio de la Cuaresma, que sirve de preparación para la Pascua y que comienza este miércoles 26 de febrero, recordamos algunas cosas esenciales que todo católico debe saber para poder vivir intensamente este tiempo litúrgico.

1. Es el primer día de la Cuaresma

Con el Miércoles de Ceniza inician los 40 días en los que la Iglesia llama a los fieles a la conversión y a prepararse verdaderamente para vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Santa.

El Miércoles de Ceniza es una celebración contenida en el Misal Romano. Este explica que en la Misa se bendice e impone en la frente de los fieles la ceniza hecha de las palmas bendecidas en el Domingo de Ramos del año anterior.

2. La imposición de las cenizas surge en los primeros siglos del cristianismo

La tradición de imponer la ceniza se remonta a la Iglesia primitiva. Por aquel entonces las personas se colocaban la ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad con un “hábito penitencial” para recibir el Sacramento de la Reconciliación el Jueves Santo.

La Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos casi 400 años D.C. y a partir del siglo XI, la Iglesia en Roma impone las cenizas al inicio de este tiempo.

3. La ceniza recuerda la necesidad de la misericordia de Dios

La ceniza es un símbolo. Su función está descrita en un importante documento de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, más precisamente en el artículo 125 del “Directorio sobre la piedad popular y la liturgia”:

“El comienzo de los cuarenta días de penitencia, en el Rito romano, se caracteriza por el austero símbolo de las cenizas, que distingue la Liturgia del Miércoles de Ceniza. Propio de los antiguos ritos con los que los pecadores convertidos se sometían a la penitencia canónica, el gesto de cubrirse con ceniza tiene el sentido de reconocer la propia fragilidad y mortalidad, que necesita ser redimida por la misericordia de Dios. Lejos de ser un gesto puramente exterior, la Iglesia lo ha conservado como signo de la actitud del corazón penitente que cada bautizado está llamado a asumir en el itinerario cuaresmal. Se debe ayudar a los fieles, que acuden en gran número a recibir la Ceniza, a que capten el significado interior que tiene este gesto, que abre a la conversión y al esfuerzo de la renovación pascual”.

4. Las cenizas tienen varios significados

La palabra ceniza, que proviene del latín “cinis”, representa el producto de la combustión de algo por el fuego. Esta adoptó tempranamente un sentido simbólico de muerte, caducidad, pero también de humildad y penitencia.

La ceniza, como signo de humildad, le recuerda al cristiano su origen y su fin: “Dios formó al hombre con polvo de la tierra” (Gn 2,7); “hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste hecho” (Gn 3,19).

5. Las cenizas se producen de las palmas del Domingo de Ramos

Para la ceremonia se deben quemar los restos de las palmas bendecidas el Domingo de Ramos del año anterior. Estas son rociadas con agua bendita y luego aromatizadas con incienso.

6. Las cenizas se imponen en la frente al término de la homilía

Este acto tiene lugar en la Misa al término de la homilía y está permitido que los laicos ayuden al sacerdote. Las cenizas son impuestas en la frente, haciendo la señal de la cruz con ellas mientras el ministro dice las palabras bíblicas: «Acuérdate que eres polvo y en polvo te convertirás», o «Conviértete y cree en el Evangelio».

Luego, quien recibe las cenizas debe retirarse en silencio meditando la frase o invitación que la acaban de hacer.

7. Las cenizas también pueden imponerse sin Misa

Cuando no hay sacerdote la imposición de cenizas puede realizarse sin Misa, de forma extraordinaria. Sin embargo, es recomendable que al acto se preceda con una liturgia de la palabra.

Es importante recordar que la bendición de las cenizas, como todo sacramental, solo puede realizarla un sacerdote o diácono.

8. Las cenizas pueden ser recibidas por no católicos

Puede recibir este sacramental cualquier persona, inclusive no católica. Como especifica el Catecismo (1670 y siguientes) los sacramentales no confieren la gracia del Espíritu Santo como sí lo hacen los sacramentos, pero por la oración de la Iglesia estos «preparan a recibirla y disponen a cooperar con ella».

9. No es obligatorio recibir las cenizas

El Miércoles de Ceniza no es día de precepto y por lo tanto la imposición de ceniza no es obligatoria. No obstante, ese día concurre una gran cantidad de personas a la Santa Misa, algo que siempre es recomendable.

10. No existe tiempo exacto para llevar las cenizas en la frente

Cuanto uno desee. No existe un tiempo determinado.

11. En Miércoles de Ceniza es obligatorio el ayuno y la abstinencia

El Miércoles de Ceniza es obligatorio el ayuno y la abstinencia, como en el Viernes Santo, para los mayores de 18 años y menores de 60. Fuera de esos límites es opcional. Ese día los fieles pueden tener una comida “fuerte” una sola vez al día.

La abstinencia de comer carne es obligatoria desde los 14 años. Todos los viernes de Cuaresma también son de abstinencia obligatoria. Los demás viernes del año también, aunque según el país puede sustituirse por otro tipo de mortificación u ofrecimiento como el rezo del rosario.

Artículo publicado originalmente en AciPrensa.